Breaking News

La curación del cáncer está ya en nuestra posesión

Como curar el cáncer

La -curación del cáncer- está ya en nuestra posesión, pero no es ni la -bala mágica-, ni una anti-toxina, tampoco antídoto contra algún veneno o un atenuante de los daños al medio-ambiente.

 

Sin embargo hay ya más de un siglo de tradiciones e instituciones así como formas de mirar las cosas, que previenen aceptar el nuevo conocimiento; empero, la terapia correcta requiere como primer paso el aceptar la veracidad de estos nuevos descubrimientos.

Por un lado, las clases dirigentes se ven confrontadas con enormes pérdidas: las compañías de drogas, las instituciones quirúrgicas, un sistema de salud pública cada día más henchido y más difícil de controlar, la jerarquía de autoridad así como la totalidad de las instituciones de investigación científica que dedican billones de dólares a direcciones de investigación sin resultados tangibles a través de las últimas décadas. Por otro lado, si no sobrevienen cambios, aquellos que podrían vivir bien y en forma productiva continuarán sufriendo y muriendo. Esto es una responsabilidad social, moral y legal enorme. Es ventajoso ignorar tal descalabro, puesto que esta ocultación resulta equivalente al genocidio.

Es probable que el lector conozca la metáfora de Dostoyevski en -Los hermanos Karamásov-,en aquella parte tradicionalmente llamada -el gran inquisidor-. En ésta, Cristo ha vuelto a la tierra, pero se le mantiene prisionero en las celdas de la inquisición porque, como el Gran Inquisidor amablemente explica, aún cuando no duda que habla a Cristo, aquellos valores que incitaban a revolución entonces y que el cristianismo defiende, ahora serían muy amenazantes para el sistema. La inquisición no se puede permitir el lujo de la vuelta de Cristo.

La terapia

Volviendo pues a nuestro tema, la terapia en la nueva medicina no está basada en píldoras, lociones o productos químicos, aunque todos ellos pueden ser de utilidad y de vez en cuando juegan papel importante. El primer paso terapéutico es el de identificar el conflicto o constelaciones de conflictos así como precisar la fase en que se encuentra la persona. Si, por ejemplo, el paciente ya está en fase de resolución, entonces requiere cuidado de apoyo para sobrellevar la hinchazón, fatiga o ritmo alterado de sueño, dolores o hemorragias que la condición pudiera implicar. Él o ella necesitan cuidado para el organismo durante cualquier enfermedad infecciosa o microbiana que se presente en esta fase curativa.

Si el paciente se encuentra en una fase de conflicto activo, el médico debe ser un detective y un amigo, debe trabajar con su paciente ayudándole a identificar que conflicto desencadena la situación, sea o no una situación recurrente (en la cual un conflicto o componente vuelve a desencadenarse repetidamente -situación que rige en la mayoría de las condiciones crónicas), debe decidir si corresponde a una situación que puede o no ser resuelta, e incluso si es conveniente o no que sea resuelta dados los riesgos de la fase curativa, y debe ayudar con sugerencias que sean indicadas en vista de las causas fundamentales. La curación en sí luego requiere de un medioambiente que apoye el cuidado de las crisis de curación.

Sin embargo, como ya lo hemos resaltado, este enfoque terapéutico devuelve muchas de las responsabilidades por sus propias vidas a los pacientes. El doctor cesa de ser un sabelotodo que da órdenes terapéuticas monosilábicas mientras flota de un paciente a otro. Se convierte en un amigo, copartícipe, un experto clínico. Pero el paciente es el jefe. El sistema médico actual no está estructurado sobre estas bases. El medioambiente no apoya este enfoque y desgraciadamente las ideas y visión del mundo juegan un papel importante y prácticamente hipnótico en cuanto a validar la realidad. Hasta que este conocimiento sea aceptado, aquellos capaces de revertir sus lesiones necesitan familias cooperadoras y círculos de amigos que los apoyen, amén de expertos clínicos con mentes abiertas porque si no, tienen poca posibilidad de triunfar, aunque en la realidad no haya barrera para su triunfo.

La metástasis

Aunque implícito en este artículo, el siguiente hecho debe enfatizarse: cada formación en el cuerpo (tumor, úlcera, defecto funcional) es dirigido por una formación en el cerebro (anillos concéntricos en una TAC). Al comenzar la curación, hay hinchazón tanto en el foco corporal como en el cerebral; estos últimos suelen ser erróneamente diagnosticados como tumores cerebrales.

Frecuentemente el médico habla entonces de metástasis en el cerebro. La metástasis como tal no existe, cada tumor o úlcera individual tienen su propio origen conflictivo y su propio foco directivo en el cerebro. Es posible que un solo conflicto de lugar a expresiones múltiples, y esto depende de cómo lo experimente el individuo. La diagnosis y el tratamiento pueden crear nuevos conflictos, todo lo cual logra que la diagnosis se haga una especie de profecía que lleva a su propio cumplimiento; pero todo esto es trazable a la multiplicidad de miedos y obstáculos implícitos al tratamiento mismo. Si los conflictos están encadenados o entrelazados, a menudo la resolución de la raíz también resuelve la cadena de patologías. Así pues, la diagnosis médica de metástasis no tiene mucho significado en la evaluación de la seriedad del estado de cosas. Como nota al margen, cabe resaltar que la investigación científica aun no ha descubierto una célula cancerosa que se desplace en cualquiera de los líquidos corporales. La ciencia tampoco ha podido explicar como el cáncer de un tipo se pudiera transformar en un cáncer de tipo histológico distinto (cada capa dérmica muestra su propio tipo de cáncer). Sin embargo la explicación de estos conceptos sería el mínimo requerido para poder mantener una teoría sobre las metástasis.

Consecuencias para el tren de vida

Muchos sistemas de medicina alternativa, así como la investigación moderna abogan trenes de vida que incluyen variedad nutritiva, descanso y ejercicio suficientes, abdicar o reducir conductas de dependencia de substancias narcóticas, estimulantes, alcohol o tabaco así como razonable ausencia de estrés continuo. Estos consejos parecen buenos en el sentido que la manutención del cuerpo en un estado óptimo es sabio. Sin embargo muchos descubren que su dieta sana no los cura, que el ejercicio no los mejora, y por tanto vuelven a caer en hábitos desequilibrados.

El Dr. Frazer Mustard en su investigación con el Centro Canadiense de Investigación Avanzada sugiere que las habilidades principales para determinar la buena salud residen en la capacidad que uno tenga de controlar sus reacciones al estrés. Junto a sus colegas descubrió que el estrés no resuelto y continuo conduce a quebrantamiento orgánico. Aunque ellos no entendieron el mecanismo de resolución de conflicto como respuesta orgánica y el consecuente control del estado neuro-vegetativo, las conclusiones que establecieron Frazer Mustard y sus colegas son básicamente correctas. Aquellos que determinan la marcha de sus propias vidas y disponen del ingreso para resolver muchos de los conflictos que a todos nos afectan de hecho no desarrollan patología seria y viven más tiempo. Sin embargo, aquellos en los escalafones socio-económicos más bajos, que disponen de menos recursos, y pocas esperanzas, descubren que la incidencia y seriedad de sus conflictos son mayores, sus alternativas de tratamiento pocas, la reincidencia más frecuente y la eutanasia iatrogénica, endémica.

Muchos científicos hoy en día están al tanto que las epidemias de masas – la última es el SIDA – son fenómenos complejos que involucran no un virus (existe mucha documentación demostrando la no existencia del virus VIH), sino rechazo social, profecía que lleva a su propio cumplimiento, desenlaces iatrogénicos, miedo, pánico y marginalización social por razones de conducta o ingresos. Después de todo, los pacientes de SIDA mueren de enfermedades bien conocidas, cada una de las cuales se desarrolla de acuerdo a las reglas ya discutidas, cada una de ellas con su propio centro de control en el cerebro, y cada una, de principio, reversible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LA RADIOTERAPIA

Utilización con fines terapéuticos de radiaciones electromagnéticas La radioterapia —esto ...
Leer Más

Recursos al tratamiento del cáncer

Las consecuencias para la medicina social Hoy en día se ...
Leer Más

La curación del cáncer

Introducción a la curación del cancer Hace ya más de ...
Leer Más

Entender el CÁNCER

Comúnmente se define el cáncer como el crecimiento anormal e ...
Leer Más

EL LUMBAGO CRONICO

lumbago crónico y plexo nervioso endorraquídeo El lumbago crónico se ...
Leer Más

LUMBAGO AGUDO

Lumbago agudo "por esfuerzo" En el Lumbago agudo "por esfuerzo" ...
Leer Más

CARCINOMA DE PROSTATA

Carcinoma de próstata, una neoplasia El carcinoma de próstata es ...
Leer Más
SINUSITIS, RINITIS Y CORIZA

SINUSITIS, RINITIS Y CORIZA

Entre las afecciones nasales mas comunes están la SINUSITIS, la ...
Leer Más

VITILIGO: La lepra blanca tiene tratamiento

También conocido en otros países como leucoderma y en India ...
Leer Más

Cuándo comienza la enfermedad

por la Dra. Eva Blaho .Profesora Adjunta A.M.H.A. Partamos de ...
Leer Más