Breaking News

Curso básico de Hipnosis y Auto-hipnosis

Las Preguntas más frecuentes sobre la hipnosis

Ahora te preguntarás: ¿De verdad que se puede aprender a hipnotizar a través de este curso o un libro?
Cualquiera puede llegar a ser hipnotizador, no hace falta tener poderes especiales, solo hay que estudiarlo con mucha atención y dominar por completo unas «armas» que tiene el hipnotizador.
Ahora voy a intentar aclarar unas cuantas ideas falsas que la gente tiene de la hipnosis:

¿Es cierto que algunas personas son hipnotizables y otras no?

hipnosisNo, todo ser humano es hipnotizable, lo que sucede es que no todo el mundo reacciona de la misma forma a la relajación o a cualquier técnica de hipnosis.
(Hay que aclarar que es el propio inconsciente del sujeto el que, acepta o no, las sugestiones del hipnotizador. Si el sujeto no quiere hipnotizarse, la hipnosis no resultará, puesto que es él mismo quién tiene que hacer todo lo que le vaya indicando el hipnotizador.)

¿Es peligrosa la hipnosis?

No, el acto hipnótico no es peligroso. La experiencia nos demuestra que no se puede hacer que un individuo bajo hipnosis adopte un comportamiento contrario a su moral, religión, costumbres o que ponga su vida en peligro. El hipnotizador solo tiene el poder que el inconsciente del sujeto le entregue. Si un hipnotizador de espectáculo consigue que un sujeto se comporte como un perro, es porque el sujeto sabe inconscientemente que se trata de un juego. Lo que hay que tener en cuenta, que ningún hipnotizador debe realizar tratamientos sin tener conocimiento de lo que hace. Por ejemplo, si no eres psicólogo, no realices tratamientos de hipnosis contra la adicción al tabaco. (Todo este tratamiento debe ser realizado por personas especializadas en ese tema, aunque no hay un riesgo claro, su práctica se desaconseja fuertemente) El estado hipnótico no entraña peligro alguno, puesto que es un estado natural, si existiera alguna posibilidad de peligro, sólo podría localizarse en el hipnotizador; él puede, incluso involuntariamente, crear problemas al sujeto que hipnotiza:

1. Riesgos psicológicos:

si careces de información sobre el pasado de la persona (puedes acentuar un desequilibrio, pero no provocarlo.) También puedes proporcionarle un pretexto para que caiga en un desequilibrio latente. Por este motivo, no es conveniente practicar la hipnosis sin haber mantenido una entrevista previa con el sujeto.

2. Riesgos fisiológicos posteriores:

pueden desprenderse de ciertas técnicas, algunas tan simples como la de la hiperventilación, que consiste en que el individuo inspire y espire rápidamente. De hecho, no comporta más riesgos que la acción de inflar una colchoneta neumática: se producirá un ligero vértigo causado por el aumento de la proporción de oxígeno, vértigo del cual el hipnotizador sacará provecho. (Esta técnica, simple e inofensiva, puede tener consecuencias molestas para un individuo con tendencia tetánica o espasmófila, hasta el punto de provocarle una crisis.
En conclusión:
hipnosisno existe peligro intrínseco en la hipnosis, sino ligeros riesgos ligados a la competencia (o incompetencia) del hipnotizador.
Todos estos riesgos pueden evitarse con una simple entrevista con el sujeto, tratando de recoger hechos o acontecimientos importantes en su vida, desde lo más general a lo más específico.
Ejemplo de algo general: Un hipnotizador que realice la técnica de la barca a una persona que de pequeña estuvo a punto de morir ahogada. Resulta claro que esta técnica en esta persona no puede dar un resultado positivo.
Ejemplo de algo específico:
Lo que voy a describir me ocurrió a mí y va con la intención de advertirte que todas las precauciones son pocas. A primera vista, hacer que una persona hiciera un viaje en globo con una amiga, al país en el que nació su amiga. No tiene por qué salir mal si la persona no tiene fobia alguna a las alturas o a un viaje en globo. (En la entrevista de antes de la hipnosis se había comprobado que todo eso no le afectaría, además eso es lo que el propio sujeto quería vivir) Pues sucedió que sobrevolando ese país, el sujeto rompió a llorar. (En esos momentos me quedé paralizado, pensando el porqué.) no tardé en reaccionar y en entender que su inconsciente había interpretado de ese viaje en globo como un viaje de ida y vuelta en el que su amiga se quedaría allí y volvería sin ella. (Pues actué aclarándole al sujeto que el viaje era de ida y vuelta para los dos, que en el viaje irían los dos y volverían los dos.) Muy retorcido ¿No?¿Qué hubiera pasado si en la entrevista, no me hubiera enterado de que ellos dos son muy amigos, y teme que su amiga se marchara a su país?.

Ahora me gustaría hacer unas cuantas advertencias:

(El seguir el curso y aplicar dichas técnicas de hipnosis implica que aceptas cada una de estas condiciones.)
– No me hago responsable de los daños que puedas ocasionar, tanto físicos, como psíquicos al hipnotizado. (Si sigues al pié de la letra todo este curso, con todo lo que puedes hacer y todo lo que no puedes hacer, te puedo asegurar que no ocurrirá nada.)
– No debes practicar ninguna de las técnicas expuestas en este curso hasta que no lleguemos a la parte en la que puedas hacerlo correctamente. Esta es la parte más importante.
Antes de comenzar a hipnotizar hay que conocer los pasos que se deben dar para que la hipnosis se realice correctamente, hay que estar preparados para cualquier posible «peligro», y dominar perfectamente la sugestión y la fascinación.
No basta con proporcionar los textos de técnicas de hipnosis y leérselos al hipnotizado.
(Hay que saber el tono de voz que hay que emplear, la fase en la que nos encontramos, etc.)
Hay que ser pacientes y hacer las cosas bien hechas. Por ejemplo, si tratas de hipnotizar (sin estar preparado) a alguien, leyéndole una técnica de hipnosis.
Te puedo asegurar que el porcentaje de fracaso rondará el 99%. Además, el inconsciente del sujeto al que se había intentado hipnotizar asumirá que no sabes hipnotizar, o que la hipnosis es un fraude, anotándose un punto a su favor y haciendo más difícil una próxima hipnosis.
Así que aún teniendo las técnicas de hipnosis a mano, deberás guardarlas hasta que llegue el momento de ponerlas a prueba, si no lo haces, todos los intentos que hagas por hipnotizar acabarán en fracaso, además de poner en algún «riesgo» a la persona hipnotizada.
Ya sabes, cada cosa tiene su momento, y si le pones interés, una vez que puedas controlar «todo», obtendrás un 90% de hipnosis realizadas correctamente.
– He visto que este curso de hipnosis se sigue desde todas las partes del mundo. En algunos países, la práctica de la hipnosis está penada por la ley, como por ejemplo en Inglaterra. Asegúrate que en tu país puedas practicar la hipnosis.
Y sin más, damos comienzo a este curso:
Seguir con la próxima lección:
Los tres estados de la hipnosis

Los tres estados de la hipnosis

LA RADIOTERAPIA

Utilización con fines terapéuticos de radiaciones electromagnéticas La radioterapia —esto ...
Leer Más

Recursos al tratamiento del cáncer

Las consecuencias para la medicina social Hoy en día se ...
Leer Más

La curación del cáncer

Introducción a la curación del cancer Hace ya más de ...
Leer Más

Entender el CÁNCER

Comúnmente se define el cáncer como el crecimiento anormal e ...
Leer Más

EL LUMBAGO CRONICO

lumbago crónico y plexo nervioso endorraquídeo El lumbago crónico se ...
Leer Más

LUMBAGO AGUDO

Lumbago agudo "por esfuerzo" En el Lumbago agudo "por esfuerzo" ...
Leer Más

CARCINOMA DE PROSTATA

Carcinoma de próstata, una neoplasia El carcinoma de próstata es ...
Leer Más
SINUSITIS, RINITIS Y CORIZA

SINUSITIS, RINITIS Y CORIZA

Entre las afecciones nasales mas comunes están la SINUSITIS, la ...
Leer Más

VITILIGO: La lepra blanca tiene tratamiento

También conocido en otros países como leucoderma y en India ...
Leer Más

Cuándo comienza la enfermedad

por la Dra. Eva Blaho .Profesora Adjunta A.M.H.A. Partamos de ...
Leer Más