Google
Web gentenatural.com

Consejos finales

Como en toda práctica de meditación, respiración, etc., conviene que el aire de la habitación esté un poco ventilado, por lo que antes de dormirnos sería recomendable dejar abierta la ventana unos minutos.

También, si se quiere, se puede difundir por la habitación un poco de perfume de incienso, sándalo, esencia de rosa, etc., pero en poca cantidad para que no se resequen la fosas nasales.

La orientación de la cama con la cabecera hacia el Norte o Este teóricamente ayudaría, aunque se pueden tener esas experiencias durmiendo con la cabeza apuntando a cualquier polo magnético.

El colchón conviene que no se hunda prácticamente nada, que siendo cómodo esté lo más plano posible.

Procurar que la cena sea ligera y dormir lo más tarde posible después de cenar, al menoshora y media después. Si hay pesadez estomacal o acidez debido a la cena nos podemos conectar con el bajo astral y tener malos sueños o incluso pesadillas.

Si comprobamos que la respiración es bastante mayor por la fosa nasal izquierda será casi imposible que tengamos estados superiores al dormirnos. El ponerse de pié y agitar los brazos lateralmente de arriba a abajo y de abajo a arriba, o poniendo el puño contrario en el sobaco del brazo que se agita vertical y lateralmente haciendo presión sobre él, ayuda a que la respiración pase a ser prioritaria por la fosa derecha.

Después, sentarse y taponar la fosa nasal izquierda con un dedo y respirar un rato sólo por la derecha.

Si aún así la respiración es considerablemente prioritaria por la fosa izquierda habría que ver si hay pesadez en el estómago por algo que hemos cenado, y un poco de ejercicio así como beber muy poca cantidad de agua con unas gotas de un licor digestivo de alta gradación, como el que se elabora en ciertos monasterios, contribuiría a facilitar la digestión. De todas formas, cuando la respiración resulta notablemente mayor por la fosa izquierda, de forma instintiva el cuerpo hace que uno no pueda dormir, que no tenga el suficiente sueño, aunque a veces uno se duerme y en tal caso los sueños no suelen ser buenos, por lo que conviene tener en cuenta este tema de las fosas nasales, pero, sin obsesionarse.

Los sonidos agudos del silencio serán más fuertes y se escucharán mejor cuanto más transmutemos subiendo nuestra energía sexual por los canales etéricos de la columna hasta la cabeza, por medio de técnicas de respiración alterna, y otro tipo de respiraciones, práctica de mantras, mantras con posturas rúnicas, etc., practicados diariamente. Dichas prácticas también favorecen el que la respiración sea prioritaria por la fosa nasal derecha.

Si al ir quedándonos dormidos repetimos en voz baja y luego mentalmente a modo de mantra, el nombre de un ángel, arcángel, etc., o el nombre de cualquier antigua divinidad hindú, romana, griega, egipcia, azteca, maya, etc, puede que tengamos alguna experiencia interna con dicho ser.

Cuando el cuerpo está dormido y estamos en la cuarta dimensión soñando inconscientes, solemos creer que estamos despiertos en la tercera dimensión, por lo que si en estado de vigilia durante el día desarrollamos el hábito de tirarnos de un dedo de la mano cuando veamos cualquier cosa extraña o poco habitual, o simplemente lo practicamos con cierta frecuencia, ese hábito también lo adquiriremos cuando el cuerpo tridimensional esté durmiendo, y si vemos que logramos que el dedo se estire como si fuése de goma, nos daremos cuenta de que estamos en la cuarta dimensión y podremos pedir a nuestra Madre Divina que nos lleve a donde quiera o pensar en un sitio donde nos interese ir y salir volando.

 

Consigue tu Diploma - tutorias de cursos

Ahora puedes tener tu DIPLOMA !!! ! -- Acredita tu conocimiento.
MIRÁ NUESTROS CURSOS ARANCELADOS, COMPLETOS Y CON EXCELENTES TUTORIAS.